“Preguntó qué ciudad era aquella, y le contestaron con un nombre que nunca había oído, que no tenía significado alguno, pero que tuvo en el sueño una resonancia sobrenatural: Macondo”, ésta es una de las frases de la envolvente historia escrita por Gabriel García Márquez, “Cien Años de Soledad”; novela cumbre en la carrera del Premio Nobel y obra que con medio siglo de vida reitera por qué a través de su crudeza y fantasía sigue siendo principal exponente del realismo mágico.

Es precisamente esta novela la que inspira a la pintora Isabella Viviani a crear una muestra en la que se pudiera no solo inmortalizar el movimiento literario del Realismo Mágico sino también generar en el espectador la seducción inexplicable de sus elementos. Con el nombre de “Artes y Letras del Realismo Mágico” Viviani se ha dado a la tarea de plasmar por medio del acrílico la visión encantada de Latinoamérica que no solo García Márquez ha dejado en páginas, sino que también autores como: Horacio Quiroga, Isabel Allende, Laura Esquivel, Mario Vargas Llosa, Alejo Carpentier y Jorge Amado, entre otros, se han encargado de grabar en el inconsciente colectivo de este continente.

La exposición “Artes y Letras del Realismo Mágico” llegó a la cuna del movimiento, este 5 de abril cuando fue expuesta en Bogotá, Colombia en el Museo Casa Grau -que fuera hogar del destacado pintor Enrique Grau Araujo- luego de haberse mostrado en Panamá y en República Dominicana.

“El proyecto se inicia hace unos seis o siete años, después de una exposición que realice aquí en Chile sobre García Márquez y Cien Años de Soledad (…) surgió la idea de abarcar más escritores y más Realismo Mágico en la literatura, y que al mismo tiempo esa exposición fuera trashumante (…) comenzamos a ver las alternativas y el primer país que resulto fue Panamá”, comenta la artista quien también destaca el propósito de la muestra; “ésta es una muestra que no termina, está siempre renovándose y su objetivo no es vender, es compartir este lenguaje de Realismo Mágico en los países de Latinoamérica, poder relacionarlo, ya que está en la literatura también puede estarlo en el lenguaje plástico en la pintura”.

Durante el viaje hubo dos encuentros destacados para Viviani, el primero con el Embajador de Chile en Colombia, Ricardo Hernández y con Marcelo Dalmazzo, Agregado Cultural de Chile en este país, quienes fueron un apoyo crucial para el proyecto; y el segundo la conversación con Margarita Márquez, prima y asistente personal de Gabriel García Márquez durante toda su vida.

“Ella es un muy humilde (…) nos pusimos a conversar y se sintió muy representada en la obra en general, no solo lo específico de García Márquez sino con el movimiento en general (…) calzamos; finalmente todos los que tenemos admiración a este lenguaje mágico de lo real fantástico tenemos mucha conexión”, aseguró la pintora. De esta reunión surgió la propuesta a futuro, por parte de Margarita Márquez, de llevar “Artes y Letras del Realismo Mágico” al hogar de “Gabo” en Cartagena.

Viviani, también proyecta itinerar este trabajo por Mexico y Cuba para abarcar la mayor cantidad de autores posibles. “Mas que yo leer un libro y pintar, yo leo sobre escritores de Realismo Mágico (…) Pienso que este lenguaje esta tan interiorizado que se ha vuelto un estilo (…) y no es la inspiración lo que cuesta, es que la obra sea capaz de reflejar ese lenguaje (…) porque no es una descripción, no es una ilustración (…) es como componer la obra para que se transparente este realismo mágico”, concluyó la pintora quien también se desempeña como curadora de la Corporación de Artes y Cultura de Colina.

¡Sigue a Colina Cultura!

Instagram: @colinacultura

Facebook: Colina Cultura

Twitter:@colinacultura