El ingenio de Leonardo da Vinci – artista encargado de representar el espíritu máximo renacentista – ha constituido la base para los grandes inventos del hombre a lo largo de la historia. El paracaídas, el helicóptero, la ballesta, por mencionar algunos, fueron ideas de este polímata, materializadas en el mundo moderno; pinturas iconos como “La Última Cena” y “La Gioconda” son también parte de su universo creativo, así como el estudio anatómico del hombre. Su legado variopinto de esculturas, ingeniería, música, ciencia, pintura y botánica representan la máxima virtud del intelecto humano quinientos años después de su paso por el mundo.

“Máquinas de Da Vinci, sueños de un artista” es la transformación de los diseños y prototipos hechos por este genio quien, así como en el mundo ha dejado una huella, también lo hizo en la vida del artista y diseñador responsable de esta muestra, Óscar Castillo.

Corporacion de Arte y Cultura de Colina

“Esta muestra surge de una inquietud muy personal, pues desde niño Leonardo Da Vinci me ha llamado la atención por su ingenio y creatividad (…) y dije ‘en algún momento empezaré a construir su obra’”, recuerda el autor de esta exposición.

Castillo, estudió diseño gráfico, pero rápidamente se adentró al mundo del arte al dedicarse a la construcción de escenografías, y es en el año 2004 cuando crea como un regalo para sí mismo una bicicleta de Leonardo da Vinci a escala. Con esta bicicleta participó en un concurso de la Embajada de Dinamarca y al ganar uno de los premios entendió que podía adentrarse al universo experimental-artístico.

“El trabajo de Leonardo da Vinci es sumamente conocido a nivel mundial, pero generalmente aquí en Chile no se tiene la oportunidad de verlo, de tocarlo y apreciarlo en una realidad más cercana (…) entonces empecé a investigar, a hacer los planos, en base a las fotografías empecé a estudiar los bocetos, construir los planos y adaptarlos a la escala correcta; así lo fui desarrollando hasta llegar a lo que vamos a exponer ahora”, explica el diseñador.

Corporacion de Arte y Cultura de Colina

La reproducción de estas máquinas requiere un arduo trabajo que se acompaña de una investigación que puede durar varios meses. “Trato de ser lo más fidedigno a la obra de Leonardo, basándome en los trabajos que ya se han hecho y los estudios que ya se han realizado, yo hago mi propia representación y le doy mi aporte estético.”

“Máquinas de Da Vinci, sueños de un artista” llevará a la sala de exposiciones del Centro Cultural de Colina más de seis prototipos de sus diferentes inventos. “Leonardo da Vinci a ha dejado en mí su ingenio y su visión futurista, esto a mi me conmueve y me impresiona (…) me gustaría aportarle a la gente la oportunidad de visitar y ver estas reproducciones de cerca, que los niños se imaginen que un hombre hace 500 años pensó cosas que se iban a concretar cientos de años después”, concluyó Castillo.